16 septiembre 2011

Kandahar (2001)

MUESTRA DE CINE IRANÍ._ Increible jornada de una joven mujer, al Afganistan profundo en busca de su hermana. Pero lo que Makhmalbaf jamás podría imaginar, es que estaba creando un documento para mostar al mundo occidental, quienes eran esos arcaicos talibanes que en pleno siglo XXI osarían atacar los EEUU. La película nos muestra la dificultad de desplazamiento, la pobreza, la cultura, religión, el trato a la mujer y la falta de todo, expresada en los rostros y en un escaldante desierto. La narrativa de Makhmalbaf es precisa en la previa descripción de personajes que la protagonista cruzará en su viaje hacia la nada. Bellísima, Conmovente, Cruda, Indispensable. (Bruz)
Kandahar [Safar e Ghandehar]
 Safar e Ghandehar
(2001) on IMDb
AÑO: 2001
DURACIÓN: 85 min.
PAÍS: Irán.
DIRECTOR: Mohsen Makhmalbaf
GUIÓN: Mohsen Makhmalbaf
MÚSICA: Mohamad Reza Darvishi.
FOTOGRAFÍA: Ibrahim Ghafori.
ELENCO: Niloufar Pazira, Hassan Tantaï, Sadou Teymouri, Hayatalah Hakimi
PRODUCTORA: Bac Films, Makhmalbaf Productions, Studio Canal, MK2 Productions.
GALARDONES: Premio de Jurado Ecuménico y Candidata a la Palma de Oro en Cannes 2001; Premio FIPRESCI en el Festival de Tesalónica 2001; Candidata a la Espiga de Oro en el Festival de Valladolid 2001.

Película que refleja la situación de Afganistán bajo el régimen talibán. Curiosa e involuntariamente, fue estrenada en la misma época que EEUU atacaba el mencionado país tras los atentados del 11 de Septiembre, lo que promocionó la película de forma adicional. (FILMAFFINITY)

Revisar otras críticas en FILMAFFINITY

------------------------------------------------------------
Acceso a los Links dando Click al siguiente Cuadro
DESCARGAR
------------------------------------------------------------
Kandahar (2001) / Audio Original - Subtítulos en Español / DVDrip > rmvb
353 Mb en 2 Partes / No Password / Hosting de Download: Depositfile
-----------------------------------------------------------

4 comentarios:

Santiago dijo...

Muchas gracias por el gran aporte y trabajo de Uds.

Kandahar tiene que ser vista, conocer la vida, costumbres y pensamiento de las personas al rededor del mundo, simplemente nos hace mejores.

jose luis dijo...

Acabo de ver esta película y me deja desconcertado. Supongo que quienes la hicieron tenían en mente mostrar como vive la gente de ese país. Creo que es muy difícil para un occidental (yo soy argentino) comprender y aceptar esas formas de pensar. Creo que es una muestra de lo que es la humanidad: en algunas latitudes apenas cambió un poco desde sus orígenes y en otras hubo cambios que fueron haciendo mas sutiles las formas de dominación entre poderosos y oprimidos. Lo que se ve es atroz en todo sentido, y hoy después de tantos años de la ocupación rusa y lo que siguió, podemos comprobar que realmente esas potencias no pretendían hacer nada por esa gente, sino solucionar sus problemas petrolíferos y todos los negocios que siempre implican las guerras. Personalmente estoy convencido que estas situaciones van a seguir permanentemente durante muchísimo tiempo, consumirán incontables generaciones porque aunque parezca ridículo, es una forma natural de funcionar de la naturaleza humana, basta mirar hacia el pasado y calcular cuántos miles de años que venimos matándonos. Muchas gracias por el aporte.

Nury dijo...

Crudísimo testimonio de una realidad que para nosotros permanecería lejana y desconocida.
Impacta muy profundamente por el realismo de las imagenes y lo instalada que está la problemática humana de carencias,enfermedad, privaciones, riesgo de vida permanente y aparentemente sin solución.
Un panorama desvastador que es necesario conocer.
Gracias!!!

Bea dijo...

Ese tono semi documental tan cotidiano, tan como si estuvieras ahí realmente, tan propio de casi todo el cine iraní que he visto (y posiblemente uno de los principales motivos de que me guste tanto) hace que la identificación con los protagonistas no se produzca de la manera a la que, al menos yo, estoy acostumbrada. En ningún momento una se siente la protagonista, no entras en su alma, ni en sus sentimientos... más bien es como si fueras alguien que está a su lado viendo todo eso. Es un punto de vista no muy frecuente (al menos para mí) que por algún motivo me fascina.
No eres ella y por tanto no sabes cómo se siente más allá de donde puede saberlo un espectador, no entras en su alma ni tienes que comprenderla. Es... como si viajaras. Eso sí, con un asiento muy privilegiado.
Lo que un occidental convertiría en denuncia a dedo, no resulta asi. Es asombroso sobremanera, porque no se para en lo llorón como una historia tan terrible pareciera que pide a gritos, sino que entra en una picaresca que te deja pasmada (que incluso provoca, pese al horror, alguna sonrisa imposible de evitar) que para sí la quisiera el Lazarillo de Tormes.
La forma en cierto modo cotidiana en que viven situaciones que a nosotros nos parecerían espantosas, resulta inaudita para mí, le da credibilidad al máximo y solventa sin subrayados (ya se subraya ello solo) el eterno peligro de la denuncia llorona. Me ha parecido magnífica en ese sentido también.
Excelentes momentos como cuando se unen a los que vienen de una boda (enseñando alguna utilidad del burka que nunca se me había ocurrido), de nuevo mezclando denuncia con una cierta sorna. Qué película!.